El sueño, el ritmo circadiano y la melatonina

El ser humano es un laboratorio viviente, eres un laboratorio viviente, capaz de anticipar lo cambios ambientales que rigen tu humanidad y, entre ellos, está la adaptación al reloj ambiental, en el cual el sueño, es fundamental.

Ritmos Circadianos y el Sueño

El reloj circadiano del cerebro regula patrones que cotidianamente repetimos, tales como el sueño y la alimentación, entre muchas otras actividades a nivel químico y biológico.

Son esas instrucciones a nivel subconsciente que nuestro cuerpo ha aprendido a adoptar, permitiéndonos, cuando todo está correcto, experimentar la llamada homeostasis que, dicho de una manera menos elegante y científica, se refiere a ese equilibrio imprescindible que tu cuerpo requiere para “sentirse bien”.

Por ello, cuando hablamos de sueño, así como hablamos de nutrición y otros temas, hablamos de ritmos circadianos, que no es otra cosa, que la adaptación evolutiva que a través de millones de años han hecho que tu conducta cotidiana se rija  por un reloj biológico de 24 horas.

¿Cómo influye el ritmo circadiano en el sueño?

Tu reloj interno es el que rige tus horarios y, en condiciones naturales, se basa en el día solar de la tierra, que corresponde a 24 horas.

Existen infinidad de alteraciones del sueño. Desde un típico jet lag, hasta patologías cerebrales.

Normalmente tu reloj biológico te indica que, llegada la noche, hay que dormir. Y el aumento de la melatonina es el causante de esa deliciosa somnolencia que te permite ingresar al estado de sueño.

Es tal su poder,que investigaciones en sujetos invidentes, aun sin ser capaces de “ver” la luz del sol o confirmar su ausencia, se rigen por su horario biológico…