LA CATRINA

catrinCatrín es una palabra que define lo ostentoso, elegante, adornado con mucho lujo; y su referencia más añeja proviene del porfiriato, con aquellos emperifollados y elegantes hombres  que paseaban por las calles de la Ciudad de México con su traje oscuro a rayas, bombín, levita y en muchas ocasiones bastón. Esos eran los “catrines”, una voz popular que también adoptó una de las figuras más icónicas de la cultura mexicana: La Catrina.

La Catrina, era llamada originalmente Calavera Garbancera, tomó ese nombre de la palabra con la que se le conocía a las personas que vendían garbanza -la cual se distingue, a diferencia del garbanzo, por ser más grande, más blanco y de mejor calidad- y que, pudiendo tener ascendencia española o francesa, pero con una mezcla de sangre indígena, pretendían ser europeos y renegaban de sus raíces.

catrin2Todos conocemos a la Catrina, esa fémina calavera cuyo principal atuendo es un sombrero, con lo que el caricaturista José Guadalupe Posada quiso hacer una crítica a muchos mexicanos que aún siendo pobres, deseaban aparentar un estilo de vida que no les pertenecía.

Diego Rivera fue quien le dio su atuendo característico, con su estola de plumas, al plasmarla en su mural ‘Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central’, donde la calavera aparece con su creador, José Guadalupe Posada y una versión infantil de Rivera y con Frinda Kahlo.

Hoy en día, la Catrina ha dado un salto de la imaginería mexicana, a la realidad cotidiana para estar presente en el atuendo de quienes celebran el Día de Muertos y en las figurillas tan socorridas en estas fechas de nuestro México.catrin3